En medio de una supuesta «crisis» económica en Ecuador, su presidente Lenin Moreno tomó la iniciativa de vender o privatizar muchos activos donde tiene inversiones totales o parciales.

Entre ellas, están los equipos de fútbol que serán reemplazados por jugadores chinos que portarán la camiseta ecuatoriana, de esta manera se pretende expandir el poder del gigante asiático y captar mayores ingresos desde Ecuador.

De esta manera China se apodera de elementos que en apariencia no eran tan importantes para el propio país, según nos contaban algunos fanáticos del fútbol en Ecuador, «igual nunca ganan ni vergas!!!«, comentaban los fanáticos en redes sociales…