Una extraña campaña que comenzó por iniciativa de Residente, quien se ha declarado fanático de la izquierda mundial, ha iniciado una campaña en contra del abuso sexual por parte de alienígenas en lo que se conoce mundialmente como «abducciones«, en donde los seres del espacio llegan por la noche, se llevan a hombre o mujeres, y proceden a realizar experimentos de índole sexual.

Así relataba Residente ya que él fue víctima de este ultraje en varias oportunidades, cuando despertaba luego de sesiones de alcohol y drogas, para recordar vagamente que había sido llevado a una nave espacial para introducir extraños objetos por su recto.

Pidió el apoyo de varios artistas quienes rápidamente se unieron a la campaña, entre ellos: Maná y Nicky Jam.