El conocido youtuber venezolano aparentemente opositor, John Acquaviva, al parecer tiene un proyecto unido y vinculado al chavismo. Y es que desde hace algún tiempo se ha manejado el rumor, que John Acquaviva estaría en negociaciones con la cúpula chavista para la adquisición del cuartel de la montaña.

En este edificio se encuentran los restos del «expresidente» Hugo Rafael Chavez Frias. Y es visitado regularmente como parte de los atractivos turísticos del régimen chavista, algo similar a lo que ocurre en Corea del Norte.

Sin embargo el uso que pretende darle John Acquaviva es otro, porque según nos confirman nuestras fuentes dentro del gobierno, John Acquaviva tendría pensado convertir esta maravillosa obra arquitectónica en una discoteca estilo PUB británico. Con habitaciones tipo hotel para los que deseen pasar la noche luego de beber.

El problema surge porque Nicolás Maduro se niega a que los restos del «Comandante Eterno» (como él le llama) sean trasladados.

Pero como ya se sabe, lo que allí está no es el cuerpo de Chavez sino un muñeco de cera, por lo que John Acquaviva ha propuesto colocarlo en el baño para colgar el papel o como receptor de orina. Un uso más noble para semejante bloque de mierda.